Lorena Belmonte García
En dos de las ocho participaciones los rojiblancos llegaron a las semifinales y en una consiguieron alcanzar la final, que no lograron vencer ante el Bayern. El primer contacto con la competición fue en la campaña 58-59 después de acabar segundo la Liga por detrás del Madrid, quien disputó la competición al ganarla la campaña anterior. Precisamente, fue el equipo blanco el que apeó al Atleti. Fue una durísima eliminatoria en la que se jugaron tres partidos: la ida la ganaron los blancos (2-1), en la vuelta vencieron los colchoneros (1-0) y el desempate se lo llevaron los madridistas (2-1). En la 66-67, el equipo colchonero cayó a las primeras de cambio, segunda ronda, en una de las páginas negras rojiblancas en Europa ante la Vojvodina